miércoles, 2 de abril de 2008

Cuando te hagas mayor te olvidarás de mí


Película: Beautiful girls (1996)

Sinopsis: Willie Conway, un joven de 29 años, regresa a su hogar en la pequeña localidad de Jnight's Ridge (Nueva Inglaterra) para una reunión de antiguos alumnos del instituto. Todo en su vida actual es resbaladizo, tanto su futuro profesional en las ventas, que le obligará a renunciar a su deseo de ser pianista, como la relación con su novia, Tracy. Willie empieza a notar que la juventud, esa en la que convivió con sus amigos del pueblo, se le está escapando de las manos.
Escena: Willie se encuentra con su vecinita Marty, de 13 años, que se encuentra patinando sobre hielo. Tras una conversación en la que Willie le pide su opinión sobre sus dilemas existenciales, Marty decide que Willie desde ese momento es su novio y él cae rendido ante los encantos de una Natalie Portman que nunca superó esta interpretación. Como ella dice, él sólo tendrá que esperar cinco años para que puedan ser pareja. Willie le responde que cuando se haga mayor, se olvidará de él, de la misma manera que Christopher se olvida de Winnie the Pooh cuando deja de ser niño. Aguafiestas.


Tierna, romántica y crepuscular, "Beautiful Girls" pertenece a ese subgenéro de films de reencuentros de amigos (como la propia "Reencuentro" o "Diner"), en la que un grupo de personas vuelven a verse después de mucho tiempo, realizan balance de sus vidas y comprueban como el paso del tiempo es inexorable y nos alcanza a todos, a pesar de que nos empeñemos en dejar de crecer. El film de Ted Demme destaca sobre todo por una impresionante Natalie Portman que se come la pantalla y que nunca estuvo tan dulce y hermosa como en las escenas que comparte con Hutton. Siento no tener el texto original del vídeo, pero se hacen una idea: el confuso treintañero buscando respuestas vitales en una despierta adolescente de la que inevitablemente se enamora (como todos nosotros), con la certeza de que es sólo un espejismo. Ojalá fuera todo tan sencillo como patinar sobre hielo.

Y como todo está conectado, Greg Dulli y sus Afghan Whigs actúan en la película, interpretando la versión de "Can't get enough of your love" de Barry White. Mucho groove.



Pronto, más Dylanmanía.

4 comentarios:

javistone's dijo...

Lo has clavado tio, esa película la relacionamos (creo) todos con Natali Portman despertando nuestros instintos más básicos, la añoranza del tiempo pasado y los Afghan Wigs en un bar tocando temas de Barry White!! Si a eso le añadimos una preciosisima Uma Thurman,... lo tenemos todo!

Jagglitros dijo...

Yo la relaciono mucho con el "Sweet Caroline" de Neil Diamond.

JoseViruete dijo...

Que buena entrada y que buena película. Ahora que he llegado a la edad del protagonista me da miedo volver a verla.

SisterBoy dijo...

Me recuerda al encuentro de Alicia con el Caballero Blanco